15 septiembre 2013

Bizcocho de calabaza con arándanos y nueces


Bizcocho de calabaza con arándanos y nueces



Bizcocho de calabaza con arándanos y nueces

Bueno, bueno ya casi huele a Otoño, así que aprovechando que tengo una calabaza entera en casa me he decidido a preparar un bizcocho de calabaza.La temporada fuerte de esta hortaliza arranca en Octubre, pero ya a mediados de Septiembre la podemos encontrar con su todo su esplendor en cualquier mercado.Aunque la calabaza está asociada como otras hortalizas a platos salados, lo cierto es que la pulpa de la calabaza, por su textura y cierto sabor dulzón, se hace muy apropiada (al igual que ocurre con la zanahoria), a la elaboración de tartas, pasteles y todo tipo de postres.No debemos olvidar que una varidad de calabaza ( la calabaza confitera, cidra o almizclera),es la materia prima del cabello de angel, un elemento tan importante en la repostería de muchas zonas.Esta hortaliza es muy utilizada en Estados Unidos para elaborar todo tipo de bizcochos y pasteles cuando se aproxima Halloween y el día de Acción de Gracias (Thanksgiving) que es cuando se prepara el pumpkin pie como colofón a tan afamada cena.Como antesala al Otoño por llegar preparo un exquisito bizcocho de calabaza con arándanos y nueces para tomar con un delicioso café o una buena taza de té.Espero que os guste.

Calabaza

Ingredientes:
  • 370 gr de calabaza horneada o cocida al vapor
  • 4 huevos  medianos
  • 250 gr de harina y un poco más para enharinar el molde
  • 1 sobre de levadura de repostería (15 gr)
  • 120 gr de azúcar
  • 40 gr de azúcar avainillado
  • 40 gr de azúcar moreno
  • 120 gr de aceite de girasol
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/4 cucharadita de anís estrellado
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 1/2 cucharadita de clavo de olor molido
  • 1 pellizco de sal
  • 50 gr de arándanos deshidratados
  • 40 gr de nueces peladas y picadas
  • 40 ml de brandy o ron
  • Un poco de margarina o aceite para engrasar el molde
  • Azúcar glass para decorar


Elaboración:

1 Precalentar el horno a 180ºC.Templar un poco de brandy o ron e introducir los arándanos deshidratados.

2 Preparar el puré de calabaza.Pelamos la calabaza, le quitamos las semillas y las  fibras que la rodean.La partimos en trozos medianos y la llevamos a una fuente apta para el horno cubriédola con papel de alumino.Horneamos a 180ºC, durante 40-45 minutos hasta que se ablande.Triturar en la batidora hasta conseguir un puré.Reservar y dejar enfríar.
 Este paso podemos hacerlo en menos tiempo usando el microondas a potencia máxima durante 15 minutos.


Calabaza lista para hornear

Calabaza horneada
Puré de calabaza
3 Separar las claras de las yemas.Montar las claras a punto de nieve con una pizca de sal.Reservar en frío.


Montar las claras
4 En el mismo vaso de haber montado las claras, mezclar las yemas con los tres azúcares hasta obtener una mezcla homogénea.Incorporar el aceite de oliva y el puré de calabaza ya frío.Pasamos el conjunto a un bol grande y seguimos añadiendo la harina tamizándola junto a la levadura y las especias.Agregar las claras montadas ahora ya a mano, mezclando suavemente con movimientos envolventes hasta integrar la totalidad.Sacar los arándanos del brandy y pasar por harina para que no se vayan al fondo del molde.Incorporar a la masa junto a las nueces.


Masa preparada para el horno
5 Engrasar y enharinar un molde de 25 cm de diámetro, verter la mezcla en su interior e introducir en el horno a 180ºC durante 40-45 minutos, comprobando la cocción con un palillo, que debe salir limpio.


Incorporar los arándanos y las nueces picadas

Bizcocho de calabaza con arándanos y nueces
Bizcocho horneado
6 Una vez horneado, pasar a una rejilla, enfriar y desmoldar.Espolvorear con azúcar glass para la presentación.



Blogging tips