27 junio 2017

Obatzda {Crema de queso bávara}

Obatzda {Crema de queso bávara}
Hoy nos acercamos de nuevo a la cocina alemana, y en esta ocasión lo hacemos con esta crema de queso muy popular en las terrazas de verano o Biergärten de Baviera, en los que se degusta acompañada de los clásicos Bretzel, rábanos o cualquier otra verdura fresca y por supuesto, regada con una deliciosa Weissbier bien fresquita. Cada vez que voy a Alemania y el tiempo lo permite, hago una parada y fonda en alguno de estos "jardines de la cerveza". Es un gustazo sentarse en esas mesas de madera alargadas y pedirte una Weizen del local. En la mayoría de estos locales, elaboran su propia cerveza de una manera artesanal, con un color y sabor mucho más rústico.

21 junio 2017

Arroz negro con gambas y chipirón

Arroz negro con gambas y chipirón

No fue hasta hace un par de años cuando probé por primera vez el arroz negro en un restaurante del barrio de Triana y ante la insistencia de mi cuñado que glorificaba los sabores y texturas de este plato. Y os confieso que se quedaba corto, porque fue probarlo y enamorarme de esta forma de cocinar el arroz. El color negro que presenta este llamativo plato de arroz se lo confiere la tinta del calamar, aunque no sólo es color lo que aporta esta tinta, también le proporciona un sabor y aroma muy agradables que unido al alioli, lo convierten en una gran receta que deberíais probar si es que no lo habéis hecho ya, un plato delicioso para darle la bienvenida al verano que hoy comienza oficialmente, pero cuyos rigores llevamos padeciendo por estos lares desde hace bastante tiempo ya y lo que te rondaré morena.
¡Buen provecho y hasta pronto!

Arroz negro con gambas y chipirón


Ingredientes: (2 raciones)
200 gr de arroz
6 cucharadas soperas de tomate triturado
4 chipirones o calamares medianos
20-25 gambas
4 dientes de ajo
1 guindilla
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo
1 cucharadita de pimentón dulce
400 gr de caldo de pescado
100 gr de vino blanco
3 bolsas de tinta de sepia
1 cebolla mediana
1 hoja de laurel
Aceite de oliva
Pimienta molida
Sal
Alioli (Opcional)


Arroz negro con gambas y chipirón

Preparación:
Limpiar  los chipirones o los calamares y cortarlos en anillas.
Pelar las gambas, las lavamos con agua y dejamos reservadas las mismas y también los chipirones.
Reservar algunas gambas así como los tentáculos para el emplatado del arroz.

Pelar y trocear los ajos y la cebolla, así como los dos pimientos, en trozos lo más pequeños que podamos, ya que mejor que a la hora de comer el plato no se aprecien demasiado. 

En una sartén grande o una paella, echamos un buen chorreón de aceite de oliva virgen y la ponemos a fuego medio. Una vez bien caliente el aceite, añadimos las anillas y salteamos a fuego fuerte durante 1/2 minuto nada más, lo justo para dejar una buen base a nuestro arroz. 
Arroz negro con gambas y chipirón: Elaboración

Bajar el fuego a medio gas y añadir la cebolla y los dos pimientos. Saltear hasta que la cebolla esté bien pochada, momento en el que agregaremos los dientes de ajo laminados, la hoja de laurel y la guindilla. Cuando los ajos tengan color, añadimos 1 cucharadita de pimentón de la Vera. Remover e incorporar el tomate triturado, integrándolo bien con el resto de ingredientes y salpimentando al gusto. Cocinaremos a fuego medio durante unos 5 minutos aproximadamente.
Arroz negro con gambas y chipirón: Elaboración
Arroz negro con gambas y chipirón: Elaboración
Verter el vino blanco, subir un poco la intensidad del fuego unos 5 minutos para que se evapore el alcohol y después mantenemos a fuego medio. 
Añadir el contenido de las 3 bolsas de tinta de sepia, removemos bien para repartirla.
Arroz negro con gambas y chipirón: Elaboración

Ahora incorporamos el arroz, que rehogaremos con el sofrito para sellar el grano y evitar que éste se nos pase.
Vertemos el caldo de pescado, probamos de sal y cocinamos a fuego moderado durante 10 minutos, cuidando que el arroz no se nos adhiera al fondo de la cacerola.
Pasados los 10 minutos, bajaremos el fuego, añadiremos las gambas peladas y cocinaremos durante 3 minutos más.
Transcurrido ese tiempo, retiraremos del fuego, taparemos y dejaremos reposar otros 5 minutos más.
Arroz negro con gambas y chipirón: Emplatado

Para decorar, es más que recomendable, hacer un alioli y extenderlo sobre el arroz. También he salteado en aceite de oliva, los tentáculos de los chipirones junto a unas gambas, 1 diente de ajo laminado y un poco de perejil picado y los he insertado en un palillo de pinchito junto a unos tomatitos cherry. 


Arroz negro con gambas y chipirón

Arroz negro con gambas y chipirón


13 junio 2017

Sardinas o boquerones en Charmoula

Sardinas o boquerones en Charmoula

En la gastronomía, existen algunos platos que son inconcebibles sin el acompañamiento de una buena salsa o unas cuantas especias que aportan sabor, color y sus matices característicos. Es el caso de esta marinada o adobo por excelencia de la cocina del Magreb y más concretamente, de la marroquí.

09 junio 2017

Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}


En estas fechas, aunque tenemos ya en el mercado bastante fruta de temporada, las cerezas, guindas y picotas se convierten en una de las grandes protagonistas tanto de recetas dulces como saladas, solo hay que echar un vistazo por la Red para disfrutar de mogollón de recetas elaboradas con este bonito y delicioso fruto. Simultáneamente a la cocina, las cerezas se emplean para elaborar diversos tipos de licores, de los que el licor de guindas como el de Cazalla de la Sierra o el Kirsch están entre los más destacados, sin olvidarnos de los que se producen en el Valle del Jerte, absolutamente, deliciosos.


Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

También suelo hacer desde hace bastante tiempo mi propio licor con este fruto y disfrutarlo cuando llega el invierno y sobre todo la Navidad, de una copita de mi propio licor casero de cerezas sentado en familia alrededor de la mesa camilla, ¡¡qué caló con solo pensarlo!!


Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Hoy he preparado también la "añada" nueva, aunque en esta ocasión, he usado una mezcla de orujo gallego y anís seco cordobés, junto a los palos de canela que no sé de donde vendrán pero que aportan un toque espectacular, junto a unos cuantos clavos, de olor se sobreentiende, aunque en esta ocasión, no he añadido azúcar alguna, porque he aprovechado el "asiento" de años anteriores que queda en cada botella para darle mayor consistencia al sabor. Las cerezas maceradas de esta manera son un bocado delicioso para aprovechar en recetas dulces y aportan un sabor único como ya pude comprobar cuando preparé la Tarta Selva Negra o en este pastel de cerezas y queso que hoy os presento, un pastel preparado como la clásica tarta de galletas de toda la vida, sin horno y presto para consumirlo bien fresquito, del que disfrutaréis desde el primer bocado al sentir el crujiente, tanto del chocolate como de las guindas y ese desparrame del licor, ¡¡toda una experiencia casi mística!! Espero que os guste la receta y os animo a prepararla. Un abrazo y feliz fin de semana a tod@s.

Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Ingredientes:(para un molde de 20 cm Ø)
250 gr de galletas, yo he usado las clásicas María
3 cucharadas soperas de margarina
450 gr de chocolate blanco
400 gr de requesón
1 cucharada sopera de Kirsch
300 gr de cerezas o picotas frescas de temporada
100 gr de cerezas o picotas en aguardiente
300 gr de nata para montar 35% m.g.
250 gr de queso mascarpone
40 gr de azúcar avainillado

Para decorar: guindas en almíbar, virutas de chocolate blanco y nueces

Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Elaboración:
Deshuesar tanto las cerezas frescas como las de aguardiente y separar cada una en dos mitades.

Montar la nata y conservar en frío.

He usado un molde ajustable sin base para poder desmoldar mejor el pastel una vez terminado y no tener que voltearlo. Pasar por las paredes del molde un poco de margarina para facilitar el desmoldado.
Comenzamos poniendo en un molinillo eléctrico 120 gr de galletas y las trituramos muy fino. Pasarlas a un bol.
Diluír en un cazo las 3 cucharadas de margarina y una vez que se haya templado un poco, incorporarlas a las galletas trituradas. Mezclar bien hasta integrar ambos componentes y formar una capa base en el interior del molde.

Base de galletas

Fundir el chocolate blanco al baño maría o microondas. He separado un poco de chocolate una vez fundido y con ayuda de un pincel, lo he extendido sobre un papel de horno para hacer las virutas de la decoración. 


Fundido del chocolate blanco

Extendido del chocolate para formar virutas

Dejar templar unos instantes y añadir el kirsch. Remover e incorporar el requesón, mezclando hasta conseguir una crema uniforme. 


Relleno de quesos y nata montada

El siguiente paso es el añadido del mascarpone a la mezcla anterior, batiendo con unas varillas, bien eléctricas o manuales mientras sumamos también el azúcar avainillado. Separar una parte de este relleno para la decoración final.

Para acabar nuestro relleno, añadimos los dos tipos de cerezas a la crema y volvemos a mezclar. 


Mi licor de guindas

Relleno de quesos y cerezas

El montaje del pastel:
El proceso del montaje es como el que hemos hecho siempre para la clásica tarta de galletas, es decir, con capas alternas de relleno, nata montada y galletas, terminando con una buena capa del relleno de guindas y quesos. 


 Montaje del pastel de cerezas con chocolate y dos quesos

Decorar con las nueces dispuestas de forma concéntrica y tapar con film plástico. 
Enfriar en el frigorífico durante 3-4 horas, aunque os recomiendo hacerla de un día para otro para que asienten perfectamente tanto la textura como el sabor.


Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Desmoldar el pastel una vez haya reposado. Con el relleno que habíamos separado, tapar los laterales y en la superficie superior, decorar con las virutas de chocolate y las guindas en almíbar. Una vez cortada las porciones que vayamos a consumir, volver a guardar en el frigorífico siempre tapada para que no se reseque.


Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}


Pastel frío de cerezas con chocolate blanco y dos quesos {Sin horno}

Blogging tips