21 octubre 2014

Sándwich de champis y avellanas

Sándwich de champis y avellanas
Sándwich de champis y avellanas
Sándwich de champis y avellanas

No me negareís que el sándwich constituye una de las formas de alimentarse más universal que existe. Ya sea un clásico emparedado de pan de molde, o variaciones en todo tipo de bocadillos, cada país tiene propia costumbre de envolver determinados ingredientes entre panes.
Considerando que no existieron cubiertos hasta la Edad Media, es posible que haya cientos de precursores del sándwich. Sin embargo, la popularización del término, que incluso se ha castellanizado, y su incorporación en nuestra vida diaria, tiene una historia particular personalizada por el británico John Montagu, IV conde de Sandwich y su empedernida afición al juego de las cartas, de donde parece ser, arranca el invento de esta afamada manera de comer.

El sándwich de hoy es un claro ejemplo de como se pueden aunar entre dos rebanadas de pan alimentos de distinta procedencia, color y sabor, dando resultado a un bocado de lo más delicioso y lleno de matices y si teneís la oportunidad de utilizar otras setas ahora que estamos en plena temporada, el resultado puede ser de rechupete. ¡¡Espero que os guste!!

Con esta receta participo en el Reto de Otoño 2014 de Cocineros de Mundo en Google+ en el apartado de salado.



Para los sándwichs
8 rebanadas de pan de molde
1 tomate
3 champiñones
1/2 cucharada sopera de perejil picado
Avellanas tostadas
Queso cremoso de untar
6 lonchas de jamón ibérico
50 gr de mantequilla


Para la ensalada con vinagreta

Hojas de escarola fresca

Hojas de espinaca fresca
Vinagres de sidra y de Jerez
1 pastilla de caldo concentrado
Aceite de oliva

De la ensalada
Se calientan los dos vinagres a fuego suave y se disuelve en ellos una pizca de pastilla de caldo concentrado.
Dejamos reducir durante 5 minutos y se le añade al aceite.
Cuando la vinagreta esté fría, enriquecer con un picadillo muy fino a base de champiñón crudo y perejil muy picadito. Se reserva para aliñar con ella la ensalada.
Del sándwich
Se untan las rebanadas de pan con la mantequilla en punto pomada. Por la otra cara de la rebanada se reparte una capa de queso crema.
Lavamos el tomate y se corta en rodajas muy finas al igual que los champiñones.

Sobre la parte untada con queso ponemos las rodajas de tomate, las láminas de champiñón, las avellanas picadas, el perejil picado, una pizca de sal y las lonchas de jamón. Se cubre con la otra rebanada con el queso por dentro y la mantequilla por fuera. Se tuesta el sándwich en una sartén a fuego suave para que el pan coja color y los ingredientes se atemperen.

Acompañamos con la ensalada aliñada a la hora de servirlos.


Sándwich de champis y avellanas (elaboración)


Sándwich de champis y avellanas


Blogging tips